sábado, 8 de septiembre de 2012

Esclavitud, Idolatria de la Biblia.


Esclavitud
El mercado de esclavos (c. 1884), pintura de Jean-Léon Gérôme.
Cédula de identificación personal o "carné de identidad" de un esclavo de color negro de 10 años de edad llamado Benito Criollo, de oficio siervo y con destino en La Habana

La esclavitud es una institución jurídica que conlleva a una situación personal por la cual un individuo está bajo el dominio de otro. El fenómeno de la esclavitud se remonta a determinadas civilizaciones antiguas. Históricamente se ha demostrado que su existencia deriva de la práctica de aprovechar la mano de obra de los cautivos en las guerras, a diferencia de la práctica más remota de sacrificarlos. La esclavitud es una actividad económica mientras que el esclavismo es la ideología que la sustenta.
Los más claros ejemplos de esclavitud modernos son la colonización de América o en épocas más antiguas las prácticas del antiguo Imperio romano consecuentes de la institución denominada apremio individual, además de los planteamientos políticos de la Grecia Antigua donde el mismo Aristóteles sostiene que la esclavitud es un fenómeno natural.
El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición se celebra el 23 de agosto, mientras que el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se celebra el 2 de diciembre. Desde la perspectiva contemporánea la esclavitud es un crimen de Lesa Humanidad y su prohibición está recogida en tratados internacionales aunque la práctica sigue dándose culturalmente en determinados países: como la India, Sudán, Mauritania y en otros bajo ciertas condiciones a menudo excepcionales como es el caso de las fuerzas productivas infantiles en el Sudeste asiático o determinado tipo de prostitución en todo el mundo (véase Esclavitud en la actualidad).
Por extensión se entiende por esclavitud la condición de personas sujetas a los designios de otras sin opción a réplica, discrepancia, decisión o protesta.
idolatrias de la biblia


Introducción
Algo que tienen en común todas las sectas protestantes es que todas nos identifican como idólatras, para muchos hermanos separados idolatría es el tarjetón de los católicos y muy seguido se nos llama así. Esperemos que esto sea por ignorancia, y no por malas intenciones, pues no saben distinguir entre lo que es adorar y lo que es rendir homenaje, que es lo mismo que venerar. Pues a ningún católico se le ha enseñado que hay otro Dios aparte del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, por lo que la Iglesia Católica condena explícitamente la idolatría (tener otros dioses) así como el desvío de la fe. El llamarnos idolatras es una ofensa que a ningún hijo de Dios le gusta escuchar.
¿Qué es Adorar?
La adoración es algo que se le debe sólo a Dios. Un culto de adoración es reconocer que Dios es creador y único. La adoración es hacernos nada ante nuestro creador, reconociendo que Dios es todopoderoso, y solo él es digno de nuestra adoración.
Adorar: Reverenciar con sumo honor o respeto a un ser, considerándolo como cosa divina. || Reverenciar y honrar a Dios con el culto religioso que le es debido.
Rm 1,25... Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y dando culto a criaturas en lugar de Dios…
Adorar y venerar (honrar) no son sinónimos pues no significan lo mismo.
Venerar: Respetar en sumo grado a alguien por su santidad, dignidad o grandes virtudes, o a algo por lo que representa o recuerda.
Los católicos le renden homenaje o veneran, a:


Respetan:
- Las reliquias de algún santo.
- Los lugares de oración (Templos) (Mt 21,13).
- Las imágenes religiosas por lo que representan, no por lo que son (Barro, Mármol, Piedra…).
El rendir homenaje a alguien no está prohibido por Dios, por ejemplo:
*       Indiscutiblemente Dios le rindió homenaje a María (Lc 1,28) (Lc 1,42).
*       Jesús le rindió homenaje a Pedro (Mt 16,17).
*       Jesús le rindió homenaje a Juan el Bautista (Lc 7,28).
*       Pablo alabó a los corintios (1 Co 11,2).
*       Pablo honró a los hebreos (Hb 3,1).
 Sabes qué es la idolatría?
La idolatría es la costumbre pagana de fabricar estatuas, o hacer imágenes con el fin de adorarlos o tenerlos por dioses, o confiar en ellos. La idolatría está prohibida en la Biblia. La religión de los hebreos era monoteísta; creían en la existencias de un solo Dios no representado en imágenes. El segundo mandamiento de la Ley de Dios dice: No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que está arriba en los cielos, en la tierra, ni debajo de la tierra. No te inclinarás delante de ellas ni la honrarás, porque yo Jehová, soy un Dios celoso. Éxodo 20: 4. Los israelitas tuvieron este pecado de adorar a otros dioses (politeísmo), y tener imágenes de ellos. Las escrituras, hablando de las imágenes dice: Los ídolos de las naciones son plata y oro, hecha de manos de hombres. Tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, orejas tienen y no oyen; tienen narices y no huelen; manos tienen mas no palpan; tienen pies y no andan. No hablan con su garganta. Semejante a ellos son los que lo hacen, y cualquiera que confía en ellos. Derecho están como palmera y no andan. Son llevados porque no pueden andar. No tengas temor de ellos porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. Salmo 115: 3-8 Jeremías 10: 4,5La iglesia cristiana cayó también en este pecado de idolatría. Cuando Constantino “se convirtió al cristianismo”, decretó como religión oficial del imperio romano, el cristianismo; las gentes que tenían sus dioses representados por imágenes, les quitó el nombre de ellos y los cambió por el nombre de santos. Esta iglesia cristiana idólatra, se conoce actualmente como la Iglesia Católica Romana.


La Biblia dice que los idólatras serán lanzados al Lago de fuego en el juicio final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada